And Runaway With a Circus

Soy Javier y hago fotos.

Ask me
Twitter
Archive

And Runaway With a Circus

Soy Javier y hago fotos.

Ask me
Twitter
Archive

Querido Anon,

No suelo contestar este tipo de mensajes, de hecho no suelo contestar mensajes en público, pero el tuyo es tan sumamente repulsivo al tiempo que esta tan entroncado con una realidad de género trístemente presente en nuestra sociedad, que he decidido hacerlo aunque sólo sea por dejar meridianamente claro aquí lo que pienso de la gente como tú y de paso hacer un poco de pedagogía, o directamente desanimar a elementos similares de que me escriban mensajes con esta clase de contenido.

Es divertido que empieces tu mensaje demostrando que no solo eres capaz de ser engreído y condescendiente con las mujeres, porque traza aún mejor el tipo de personaje que eres. Las mujeres que aparecen en mis fotografías, vestidas o desnudas, son mis amigas, mis clientas, mis compañeras de proyecto creativo, cuando no directamente parejas o familiares. Igual a tí te estalla la cabeza de alfeñique esa que tienes al leer esto, pero ninguna mujer es una “tía guarra” porque aparezca desnuda en una foto. Mis imágenes no son, menos las que comparto aquí, particularmente eróticas o pornográficas, pero aunque estas mujeres decidieran posar para mí en una temática abiertamente sexual, seguirían sin ser “tias guarras”. El único guarro, por lo que a mi respecta, en este ecuación, eres tú.

Eres tan machista y tan cretino, que incluso te atreves a calificar a las mujeres que, a saber por que motivo, deciden posar para tí de bastas (porque eres tan ignorante que no sabes ni escribir tus insultos) y, por oposición, anormales y feas. Quizás no te has dado cuenta, pero puede que la razón por la que encuentres tantos problemas a la hora de dar con mujeres que posen para tí sea que eres un hombre irrespetuoso, que cosifica a las mujeres, que menosprecia a toda aquella que no cumpla tu canon de belleza (exactamente lo contrario de lo que un fotógrafo de verdad haría), que convierte la fotografía en un pretexto para ver carne y si es posible probarla (no quiero ni imaginar lo que estarás dispuesto a hacer para conseguirlo), y que desprecia con comentarios denigrantes a toda aquella mujer que cumpla aquello (lo único) que requieres de ellas.

Anon, te presentas en la puerta de mi casa virtual, representando todo aquello que yo desprecio de mi propio género, como un putificador, como un abanderado de la cultura de la violación, de la cosificación de los cuerpos femeninos, insultas a mis amigas, mis clientes, mis compañeras, mis parejas y mis familiares y te atreves a preguntarme que es lo que a mi me funciona y a tí no. A mi me funciona no ser tú, no buscar lo mismo que tú, no tener el cerebro tan lleno de mierda como tú y andar un camino en la vida, en mi profesión, que no es ni será jamás el que andas tú. Los hombres que tu eres, a los que tú representas, son la vergüenza de esta profesión, gente a la que no habría ni que dejar acercarse a una cámara, a una mujer y, en términos generales, a ningún otro ser vivo.

Si me sigues, deja de hacerlo. No vuelvas por aquí, no me ensucies los ojos con tu miseria. Y no vuelvas a presentarte a la puerta de mi casa porque la próxima vez igual decido hacer lo único sensato que se puede hacer con alguien como tú: cortártela.

B - Madrid, 2014

B - Madrid, 2014

Juicio a Don Juan de Katum Teatro - La Trastienda, Madrid, 2014

Fotografíar ensayos teatrales siempre es algo especial, íntimo. Es la oportunidad que nunca tienes, al ver un espectáculo (ni siquiera en el caso de un espacio escénico no convencional, como el que nos ocupa), de levantarte de la butaca y contemplar la acción, la escena, desde los lugares imposibles en los que la suspensión de la incredulidad coloca nuestra atención, los ojos de nuestro cerebro. Y eso, para alguien con amor por el teatro, es una suerte enorme.

La fortuna es doble si por el camino, puedes y te hacen sentir parte del proceso de creación (aunque sea en una parte muy pequeña) gente con el talento de Didier Otaola, su joven pero experimentadísimo director, Ana-Santos Olmo, su dramaturga y asesora de verso, y de su reparto lleno de actores enormes y personas hermosas, Alfonso Begara y Pablo Castañón como Don Juan, Marta Belmonte y Natalia Huarte como Doña Inés o Juan Carlos Talavera y Juan Polanco como Don Gonzalo. Si, por el camino, te toca trabajar con una diseñadora y estilista del copón de la baraja como Paola de Diego (muy fan, fan siempre, requetefan) la cosa ya es una experiencia redonda.

Juicio a Don Juan, esta revisión apasionante, original y modernísima (en el mejor sentido de la palabra) de los textos de Tirso de Molina y José Zorilla, que permite a los espectadores declarar al Tenorio inocente o culpable al final del espectáculo (disparando uno de los dos finales alternativos de la función), se estrena en La Trastienda (un maravilloso y recientemente creado espacio escénico no convencional en la Calle Sierpe número 2 de Madrid, llevado con amor y un respeto por el trabajo ajeno que da ganas de llorar de alegría por Fran Calvo y su equipo) el próximo día 27 de Marzo. Teneís toda la información necesaria sobre funciones y reservas aquí y aquí. Y me haríais a mí feliz, pero mucho menos que a vosotros mismos, si fuerais a disfrutar de esta experiencia que a buen seguro no querríais perderos por nada del mundo.

Vacío de Alba Loureiro - Sietesquinas, Madrid, 2014

Cuando empezamos, todos soñamos con trabajar para grandes publicaciones, con grandes presupuestos, grandes modistos o marcas y grandes salarios. 

En algún punto del camino, algunos entendemos que con lo que debemos soñar es con poder trabajar siempre con y para personas del talento, el sentido del riesgo, la creatividad y la calidad humana de Alba Loureiro, que hacen que se difuminen por completo las barreras entre nuestro trabajo comercial y el de creación.

Vacío es un espectáculo redondo, creado en solitario por Alba Loureiro y en el que, con la colaboración de Diana Irazabal, la artista lucense traduce al teatro físico y ensancha estética y performáticamente fragmentos de 4.48 Psychosis de Sarah Kane, la última propuesta de la dramaturga antes de suicidarse con apenas 28 años.

Cuando empezamos, soñamos con trabajar para los que otros nos dicen que son grandes. En algún punto del camino vivimos el sueño de poder trabajar para y con los que son ya y serán sin duda algún día para todos, mucho más grandes, como mi querida Diana o la enorme Alba Loureiro.

Fue un placer echar una mano ayer a mi querida Irene con el rodaje del próximo videoclip de Antoni Maiovvi, Trauma, y poder trabajar con las bellísimas y profesionalísimas Irina Vega y Eris Máximo. Lo que se dice un día FETÉN.

Casta Diva, con Diana Irazabal para eCRAFTic - Madrid, 2013
Marina y Jesús - Madrid, 2013

Marina y Jesús - Madrid, 2013

Extractos del Work in Progress “Las niñas salvajes” con Diana Irazabal, Alba Loureiro y Bárbara Rivas - Madrid, 2103

Stella - Valdemoro, 2013

Stella - Valdemoro, 2013

Upstairs - Madrid, 2013

Upstairs - Madrid, 2013

T - Madrid, 2013

T - Madrid, 2013

Guillermo - Madrid, 2013

Guillermo - Madrid, 2013

Helena - Madrid, 2013